Juan José Ramos Melo, un ornitólogo con alma de mirlo

14 noviembre 2014
Comentarios: 0
Categoría: Biodiversidad, Mirlo
14 noviembre 2014, Comentarios: 0

Te presentamos a este ornitólogo polifacético, organizador del comprometido Festival Boreal, en que participamos hace unos meses, fundador de la empresa medioambiental Birding Canarias y apasionado de las aves. No para. Ahora mismo está inmerso en la campaña de micromecenazgo para conseguir fondos para un proyecto documental sobre las islas Salvajes, las olvidadas del Atlántico.

Captura de pantalla 2014-11-14 a las 18.25.14

Puedes colaborar en: http://vkm.is/islassalvajes

Él y el realizador tinerfeño Germán Pinelo llevan algunos años trabajando para descubrir y mostrarnos este remoto y rico paraíso de la biodiversidad. Se encuentran en la fase final y necesitan tu ayuda. ¡Tienen hasta el 17 de diciembre para conseguirlo!

verkami_6c065273e6cf8a40465ef9cf4f33c6a3

Te invitamos a conocer un poco más a Juan José, amigo y mirlo, el hombre que hay detrás de tanto dinamismo. Le hicimos esta entrevista hace un tiempo, no tiene desperdicio.

  1. La organización del Festival Boreal, la fundación de una empresa, Birding Canarias, dedicada a la conservación de la biodiversidad de las islas Canarias, y una constatada pasión por la ornitología… ¿Cómo combinas tantas actividades?

Bueno, combinar estas tres facetas de mi vida no es del todo complicado, pues las tres suponen profesión y afición a la vez. Lo más complicado es hacerlas cumplir con otras cuestiones de la vida. Si todo fueran cosas de pájaros sería totalmente feliz.

  1. El pasado 19 y 20 de septiembre se celebraba en Tenerife el Festival Boreal. ¿En qué consiste este evento?

El Festival Boreal es un evento para toda la familia que pretende aunar música, arte y medio ambiente en un lugar con indudables valores naturales como es la costa de Los Silos. Cada año cuenta con una variada programación, donde se puede disfrutar de talleres medioambientales, teatro de calle, terapias naturales, espectáculos de circo, danzas del mundo y muchas más actividades. Además de las actividades habituales, está el espacio de ecomarket, donde artesanos y empresas de toda la isla podrán mostrar sus productos ecológicos, reciclados, reciclables y locales, y una feria de ecoturismo donde buena parte de las empresas del sector de la isla invitan a los asistentes a conocer sus productos de astroturismo, kayak de mar, senderismo, rutas en bici, etc.

El Festival, además,  pretende ser un evento sostenible y respetuoso con el medio ambiente, con el entorno y con la gente del lugar. Para ello se ha autoimpuesto un plan de gestión medioambiental único en sus características, que, entre otras cosas, minimiza la huella ecológica. La publicidad es totalmente sostenible, pues hemos pasado de usar papel ecológico y tintas biodegradables a no diseñar ningún tipo de elemento publicitario en papel. Toda la publicidad es vía internet, mediante mail, redes sociales (Facebook y Twitter) o web (www.festivalboreal.es). Además, toda la publicidad está adaptada para ser consultada desde tu teléfono móvil. Fomenta el uso de transporte público y coche compartido, reduce la generación de residuos, controla el impacto sonoro, etc.

  1. ¿Tenéis ya planeados los contenidos del Festival Boreal del 2015?

La verdad es que aún no tenemos claro si habrá octava edición del Festival Boreal; la situación actual dificulta mucho la organización de este tipo de eventos. Me refiero a la actual normativa de organización de eventos y la escasez de ayudas y patrocinios para eventos culturales.

  1. Eres el gerente de la empresa Birding Canarias. ¿A qué se dedica esta compañía?

En la empresa nos dedicamos al estudio y conservación de la biodiversidad, al desarrollo de acciones de comunicación ambiental, al asesoramiento y realización de programas de ecoturismo y a la organización de eventos sostenibles.

JJRM.Huelva.mayo2012

  1. ¿Qué ha logrado Birding Canarias en estos años?

Lo más importante ha sido mantenernos y sobrevivir a la crisis, en esta época en la que la cultura y el medio ambiente parece que sobran, y se olvidan de toda la industria y los profesionales que vivimos de ello, generamos riqueza y trabajo, cotizamos y pagamos nuestros impuestos como los de cualquier otra profesión, o más que otros.

  1. Además de un naturalista convencido, eres fotógrafo de la naturaleza y educador y divulgador ambiental. ¿Qué papel crees que cumple la divulgación en la protección de la naturaleza?

Yo soy de los de la antigua escuela, de aquellos que aprendimos lo de «conocer para conservar». A partir de ahí, todas nuestras acciones de conservación van acompañadas de una alta dosis de comunicación, usando diferentes medios para ello: desde la típica nota en la revista Quercus o la prensa local hasta adaptarnos a las redes como Twitter, Facebook, YouTube, blog, WhatsApp, etc., o adaptar nuestro mensaje al tiempo de ocio de la gente, como hacemos en el Festival Boreal.

  1. ¿Y la fotografía, de la que eres un gran aficionado?

Para mí la fotografía es una herramienta de comunicación. Con una buena foto se puede transmitir muchos mensajes e incluso impactar al público de maneras en ocasiones sorprendentes.

_MG_8026_S

  1. ¿Cuál es el principal peligro al que se enfrenta la biodiversidad de las islas?

La verdad es que en los últimos años la biodiversidad insular se enfrenta a un modelo socioeconómico depredador del territorio y sus recursos, sostenido por una sociedad con escasos valores ambientales y escaso respeto hacia el territorio, y gestionado por una serie de políticos inconscientes y técnicos escasamente conocedores de la realidad que los rodea. Esto ha llevado a la extinción insular de varias especies y a la desaparición de espacios únicos y singulares.

  1. ¿Qué medidas propondrías para contrarrestar dicho riesgo?

Debemos recuperar las antiguas políticas de educación ambiental. Hoy, todas la acciones están encaminadas a los residuos, el ahorro de agua y la ecología de hogar; hemos dejado de lado la biodiversidad insular, nuestra joya más preciada. A la gente le gusta oír hablar de los animales de nuestros campos, de los peces de nuestro mar, de la plantas del bosque, etc. Les gusta saber cómo viven, escuchar que son únicos de un lugar u otro, sentirse orgullosos de lo suyo, tal y como hacía Félix Rodríguez de la Fuente hace más de treinta años.

Hay que recuperar las aulas de la naturaleza, potenciar los albergues y campamentos, poner en contacto a los más jóvenes con la naturaleza haciéndolos partícipes de ella, dándoles información sobre los recursos y sobre cómo pueden ayudarla. No con estas campañas de moda con frases e ilustraciones infantiloides en las que tratan a los destinatarios como tontos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 × = 45

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>